Reserva natural rocas de suesca

Este lugar se ha posesionado como uno de los principales atractivos turísticos de la región. La emoción que genera y el contacto con su imponente paisaje protagonizado por una agreste y enorme pared de piedra se han robado la atención de escaladores y turistas que buscan divertirse y establecer un contacto directo con la naturaleza.

Este lugar era un antiguo asentamiento Chibcha cuyo nombre originario, (Sueica), significaba (Roca de las Aves). La inmensa montaña rocosa se alinea a lo largo de 2 kilómetros con paredes que van desde los 20 hasta los 130 metros de altura y conforman el Valle de Los Halcones y los Farallones de Suesca.

Las Rocas de Suesca, son el principal atractivo de diversión y práctica de deportes extremos para los amantes de este ejercicio; lo anterior,  debido a las increíbles formaciones de las rocas que cuentan con cerca de 400 vías, que ofrecen diferentes niveles de dificultad para los deportistas.

Las paredes de las Rocas de Suesca y del Valle de los Halcones, corresponden a la roca sedimentaria tipo arenisca, que está conformada por granos de cuarzo unidas por cemento silíceo, las cuales se encuentran en capas macizas con espesores de 0.5 a 3.00 metros cada una.

También se encuentran intercalaciones de grano llamados limolitas. Estas son una serie de capas rocosas que se levantan hasta unos 150 metros de altura, y existen, dos direcciones principales de fracturas que dieron origen a las grietas en sentido vertical; lo que genera una estructura caracterizada por diedros, espolones y suras de diferentes tamaños, que junto con las intercalaciones de las capas de materiales duros y blandos dan origen a abundantes techos y balcones.

Por consiguiente la roca en general ofrece buena adherencia para escalar. Sin embargo, existen lugares en donde la roca está cubierta por una  delgada capa de óxidos ferruginosos que la hacen muy lisa y poco adherente, aumentando el grado de dificultad para escalarla.

Seguidamente, en algunos lugares se encuentran cavidades en la roca que sirven como agarres, producto de la actividad de la erosión, el viento y el agua. Finalmente, para acampar en las rocas de Suesca,  existen  lugares demarcados y cuentan con los  servicios sanitarios y restaurante.

 

Este emblemático lugar ha servido a varios montañistas de preparación  para conquistar diferentes cumbres emblemáticas como el Everest. Los viajeros también tienen la opción de tomar cursos de escalada que son dictados por guías experimentados.

COMO LLEGAR A SUESCA.

 

Para visitar este emblemático lugar se puede hacer desde Zipaquirá pasando por Nemocón en un recorrido de 1 hora aproximadamente; y si esta en Bogotá toma la autopista norte pasando por Briceño, Tocancipá, Gachancipá,  para luego llegar al sitio conocido como la playa y abordar la vía hacia Suesca en un recorrido aproximado de 2 horas y media.

Abrir chat
× ¿Cómo podemos ayudarte?